Mitos y realidades suicidio Guanajuato: Entérate

Mitos y realidades suicidio Guanajuato: Entérate

La Secretaría de Salud de Guanajuato hace un exhorto a la población guanajuatense a conocer los mitos y realidades en torno a la conducta suicida
Mitos y realidades suicidio Guanajuato: Entérate Foto: Especial
Mitos y realidades suicidio Guanajuato: Entérate Foto: Especial
Antonio Miranda | 20/11/2019 05:15

La Secretaría de Salud de Guanajuato hace un exhorto a la población guanajuatense a conocer los mitos y realidades en torno a la conducta suicida.

Daniel Díaz Martínez Secretario de Salud de la entidad enfatizó en diferenciar entre ambos conceptos para tener una mejor oportunidad de ayudar a aquellas personas que hoy padecen trastornos como ansiedad y depresión, y que de no atenderse por los servicios de salud estatales pueden derivar en un suicido.

La Secretaría de Salud de Guanajuato cuenta con el Centro de Atención Telefónica para Crisis Psicológica 800 290 00 24 donde atiende personal profesional las 24 horas del día, los 365 días del año y la página DINAMICAMENTE.MX con atención personalizada las 24 horas de psicólogos y personal altamente capacitada.

Al presentarse jóvenes con algún tipo de ansiedad o depresión, dos factores del suicidio son focalizados en la atención y se pasan de manera prioritaria para evaluarlos de manera psicológica y dependiendo del riesgo se hace una canalización para ver si es situación de riesgo.

VER: Velada Astronómica Irapuato 2019: Cuándo es

Todos los casos se canalizan y se les da seguimiento de manera psicológica, en la que nuestro personal trabaja de manera continua con talleres de habilidades para la vida y fortalecer a los jóvenes para evitar cualquier conducta de suicidio.

Aquí te decimos los mitos y realidades de esta conducta 

# Mito Realidad
1 Las personas que hablan del suicidio no se hacen daño pues sólo quieren llamar la atención. La mayoría de las personas que se suicidan expresan previamente su malestar con palabras, amenazas, gestos o cambios de conducta.
2 El suicidio no puede ser prevenido, pues ocurre por impulso. Muchas de las personas que se suicidan dan algún tipo de indicación verbal o conductual acerca de sus intenciones de hacerse daño.
3 Los suicidas de verdad quieren morir o están resueltos a matarse. Las personas que se encuentran en riesgo de suicidio generalmente se encuentran en una situación ambivalente, con deseos de muerte y de vida.
4 Cuando un individuo sobrevive a un intento de suicidio, está fuera de peligro. Uno de los momentos más peligrosos para la persona que cometió un intento de suicidio, es el momento inmediato a la salida del hospital.
5 El suicidio se hereda. No está demostrado que el suicidio se herede. Sin embargo, el historial familiar de suicidio es un factor de riesgo importante, particularmente en familias que tienen patrones disfuncionales.
6 Las personas que intentan suicidase o se suicidan siempre tienen un trastorno mental. A pesar de que se han asociado los comportamientos suicidas a ciertos padecimientos mentales, no todos los suicidas padecen alguna enfermedad mental.
7 Si se habla con una persona en riesgo acerca del suicidio, se le están dando ideas. Hablar sobre el suicidio no incita, provoca o introduce ideas. Por el contrario, reduce el peligro de cometerlo al permitir a la persona en riesgo hablar de sus emociones.
8 El suicidio sólo le ocurre a “otros tipos de personas”, no a nosotros El suicidio le ocurre a todo tipo de personas y se encuentra en todo tipo de familias y sistemas sociales.
9 Los niños no se suicidan. Aunque es poco común, los niños sí se suicidan y cualquier gesto, a cualquier edad, se debe tomar en serio.
10 Una vez que una persona ha intentado suicidarse, nunca volverá a intentarlo otra vez. Los intentos de suicidio deben tomarse en serio ya que son un pronóstico fundamental del suicidio.