Cierran el “Balcón de Ana” del Callejón del Beso de Guanajuato

Cierran el “Balcón de Ana” del Callejón del Beso de Guanajuato Foto: Especial
FB
TW
WA
Email
Telegram

Uno de los lugares más emblemáticos de la entidad guanajuatenses, el “Balcón de Ana” del Callejón del Beso, Guanajuato está cerrado.

Este escenario para los enamorados cerró el paso a los turistas por primera en 27 años este fin de semana.

El motivo del cierre para llegar al “Balcón de Ana”, es debido al presunto acoso de fotógrafos, quienes se consideran exclusivos y le impiden a la dueña de este sitio llevar a cabo su trabajo, a pesar de que se trata de un negocio forma.

¿Cuándo fue el cierre del balcón de Ana en el Callejón del Beso, Guanajuato?

El cierre de acceso al balcón fue este sábado 28 de mayo, además a manera de protesta se colocó una manta negra con rojo, el cual cubre el sitio.

La propietaria del balcón, Norma Luz Gámez Moncada señaló que cerró el balcón debido al supuesto acoso de los fotógrafos de la zona.

Resaltó que las autoridades no han actuado ante sus peticiones para tomar cartas en el asunto y los fotógrafos han causado al persona, en especial a mujeres estragos físicos y mentales.

Gámez Moncada denunció el hostigamiento al turista por parte de los fotógrafos, quienes se consideran exclusivos en este punto del Callejón del Beso, lo que genera enojos y conflictos con los visitantes de la ciudad de Guanajuato.

¿Qué dicen los fotógrafos?

Los fotógrafos rechazaron las acusaciones de Gámez Moncada y puntualizaron que la realidad del conflicto es sobre las fotografías en el Callejón del Beso y el dinero que se obtiene por estos trabajos.

Con información del UNOTV

Leyenda Callejón del Beso, Guanajuato

Una de las leyendas más bellas y tristes del estado de Guanajuato es la del Callejón del Beso.

La leyenda del Callejón del Beso cuenta la historia de Carmen, una joven que era hija única y cuyo padre era muy celoso y violento.

Doña Carmen era cortejada por Luis, un humilde minero, por lo que al ser descubierta por su padre, fue encerrada y amenazada con ser enviada a un convento.

Una ventana de la casa de Carmen daba hacia un angosto callejón, tan estrecho que era posible, asomado a la ventana, tocar con la mano la pared de enfrente.

Fue así como Carmen y Luis pudieron verse, a través de la ventana que daba al callejón; sin embargo, fueron descubiertos por el padre de la joven, quien presa de la ira, clavó una daga a su propia hija.

Luis mantenía la mano de su amada entre las suyas; y se despidió de la joven con un beso.

El callejón  donde se estuvo la ventana de Carmen, a través de la cual pudo encontrarse con su amado, mide 68 centímetros de ancho.

Así que la fama del Callejón del Beso se expandió tanto en México como por el mundo .

FB
TW
WA
Email
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato