Diversidad cultural, convivencia y espacios interculturales

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

En la materia de Geografía de primero de secundaria, se tratará el tema: “La diversidad cultural en mi localidad, convivencia y espacios interculturales”, con el cual se asume una actitud de respeto y empatía hacia la diversidad cultural local, nacional y mundial para contribuir a la convivencia intercultural.

El título de esta sesión es: 

“La diversidad cultural en mi localidad, convivencia y espacios interculturales.” 

El propósito es reconocer la diversidad cultural como base para la convivencia intercultural en los contextos locales. 

Para lograrlo es necesario identificar algunos conceptos esenciales, los cuales son cultura, diversidad cultural, multiculturalidad e interculturalidad. 

También reconocerás algunos elementos característicos de ciertas manifestaciones culturales locales del país. 

Ten a la mano, cuaderno de notas, libro de texto y bolígrafo o lápiz. 

¿Qué hacemos? 

Lee la siguiente frase. 

“Yo creo firmemente que el respeto a la diversidad es un pilar fundamental en la erradicación del racismo, la xenofobia y la intolerancia”

Rigoberta Menchú. 

¿Cómo se pueden evitar esas manifestaciones negativas como la discriminación, la marginación y la xenofobia?, ¿será posible? 

Lo que dice Rigoberta Menchú es totalmente cierto; ya que, tanto en México como en otros países, es común el rechazo a la diversidad cultural y el maltrato a quienes tienen una forma de pensar, vestir o hablar diferente. 

Y, la clave para superar actitudes como la discriminación y la xenofobia, es la convivencia intercultural. 

Por ejemplo, reconociendo y respetando todas las formas en que se manifiestan los elementos culturales de los grupos humanos dentro de la sociedad, empezando por aceptar la diversidad cultural local, es decir convivir con respeto y en condiciones de igualdad con los diferentes grupos culturales presentes en la localidad y la entidad. 

¿Quién es Rigoberta Menchú? 

Rigoberta Menchú Tum es una activista guatemalteca de origen maya, cuya lucha por los derechos de los indígenas fue reconocida con el premio Nobel de la Paz en 1992.

Su infancia y juventud estuvieron marcadas por la pobreza, la discriminación racial y la violencia. 

Para escapar de la represión, se refugió en México, en donde en 1983 publicó su autobiografía, titulada: “Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia”. 

Cuando tengas oportunidad investiga un poco más acerca de esta gran mujer.

Ahora, para entender un poco más las palabras de Rigoberta Menchú, revisa los siguientes conceptos:

El término cultura se utiliza para designar al conjunto de modos de vida, creencias, valores, tradiciones, costumbres, lenguas, religión y manifestaciones artísticas de un grupo social, que se van transformando a lo largo del tiempo. 

Esta transformación de la cultura puede ocurrir por distintos procesos, pero el más común es cuando la población migra y el ambiente cultural al que llega es diferente a lo conocido. 

Cada sociedad desarrolla, a lo largo de su historia, expresiones culturales que la hacen diferente de otros grupos humanos, estas manifestaciones culturales se expresan tanto de forma inmaterial, es decir, intangible, como la lengua, la música y la religión, como de manera material, o tangible, como la arquitectura, el vestido, la gastronomía y la pintura, entre otros. 

Ahora para adentrarte un poco más en este tema, y empezar a marcar las diferencias entre los distintos conceptos, se te invita a observar y escuchar el siguiente video. 

  1. Diferentes, pero todos importantes.

 

¿Te diste cuenta de la diferencia? 

La interculturalidad va más allá de tener, en un solo lugar, región o país, una diversidad de culturas; implica además el reconocimiento y la interacción respetuosa e igualitaria entre personas y grupos sociales y culturas diferentes. 

La multiculturalidad, ésta se define como: la existencia de varias culturas que conviven en un mismo espacio físico, geográfico o social. 

Abarca todas las diferencias que se enmarcan en la cultura, ya sea, religiosa, lingüística, étnica o de género. 

México es una nación multicultural, ya que su población está compuesta principalmente por mestizos (90%) indígenas (9%) blancos (0.9%), afroamericanos (0.1%) y migrantes libaneses, chinos, judíos, españoles, centroamericanos, entre otros.

Es importante mencionar que, en ocasiones la relación entre las culturas puede ser pacífica; pero también puede ser conflictiva, ya que se pueden presentar enfrentamientos debido a las diferencias culturales, a la lucha por el dominio del territorio o por los recursos naturales, lo que afecta notablemente la convivencia. 

Por lo tanto, la multiculturalidad no significa que los grupos que integran esa población se relacionen de manera cordial. 

Pues todas las personas conocen casos cercanos de discriminación. Existen muchos casos de discriminación en el país, aunque es multicultural, no todas las personas aceptan las diferencias culturales, y hay quienes no tratan con igualdad a los que son diferentes. 

Otro ejemplo muy común es poner apodos por el color de piel o la forma de vestir.

Recuerda que la multiculturalidad y la interculturalidad son dos conceptos ligados entre sí. 

La interculturalidad es un proceso en el cuál interactúan distintas culturas a través del entendimiento, los fines comunes y el respeto a las expresiones propias y ajenas. 

¿Cómo se debe dar la convivencia para que la interculturalidad esté presente? 

Deben existir relaciones de intercambio y comunicación igualitarias entre grupos culturales diferentes; no reconocer superioridad de una cultura sobre otra, independientemente de que un grupo cultural sea más numeroso que otro. 

Una convivencia intercultural es aquella en la que todos los grupos culturales tienen una convivencia pacífica, se respetan sus derechos y valores, y se reconocen como parte de un mismo espacio geográfico. 

Hay una nota de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se refería al concepto de interculturalidad como: “la construcción de relaciones equitativas entre personas, comunidades, países y culturas”. 

En una sociedad intercultural no existe una cultura superior o hegemónica, ni la cultura de la población mayoritaria somete a la cultura de las minorías.

Eso de que en una sociedad intercultural no existe una cultura superior es algo muy importante. 

Pero ¿qué otras condiciones son necesarias para la convivencia intercultural? 

De acuerdo con Andrea Imaginario, especialista en artes, literatura comparada e historia, existen “principios”, expresados en un conjunto de valores y normas, que orientan y regulan la convivencia intercultural. 

Entre ellos se tienen los siguientes: 

  1. El reconocimiento de la ciudadanía.

  2. El reconocimiento del derecho a ejercer la identidad originaria de los pueblos.

  3. El rechazo a las formas de imposición de la cultura hegemónica y marginación de la cultura minoritaria.

  4. La comprensión de las culturas como fenómenos dinámicos. 

Estos valores y normas debes practicarlos en tu vida cotidiana, pues, como dice el refrán: “el buen juez por su casa empieza.” 

Se tiene que comenzar a cambiar de manera gradual, para favorecer los procesos de interculturalidad, de esa manera disminuirían los conflictos y habría un mayor enriquecimiento cultural de la sociedad. Inicia reconociendo y valorando lo local, las expresiones culturales que manifiesta la gente del lugar en donde vives. 

Por ejemplo, todos los días utilizas palabras que tienen una procedencia indígena, y considero que es muy valioso conocer su origen y significado. 

Tal es el caso del nombre de algunos lugares, como el de algunas alcaldías en la Ciudad de México: como Azcapotzalco, que proviene del náhuatl y significa “en el hormiguero”; Coyoacán, que significa “lugar de coyotes”; o Tlalpan, que significa “lugar de tierra firme”. 

Hay que tener presente que también algunos estados de México tienen nombres que provienen de lenguas originarias.

Por ejemplo: Tlaxcala, que significa “lugar de tortillas”; Oaxaca, significa “en la nariz, o punta de los huajes”; o Coahuila, cuyo significado es “víbora que vuela”. 

Aunque también se encuentran otras palabras como: chocolate, que significa “agua amarga”; temazcal, significa “baño de vapor”; o mitote, significa “fiesta o “celebración”. Es importante seguir preservando estas palabras que sin duda son una herencia cultural de gran valor. 

El que sean parte de tu vocabulario es reflejo de la naturaleza multicultural de México.

Sin duda la herencia cultural de los antepasados forma parte de los saberes ancestrales, que son el conjunto de conocimientos y valores, transmitidos de generación en generación, y que han contribuido en su desarrollo. Por ello es importante fomentar su continuidad con ayuda de tus padres y abuelos; por ejemplo, aquellos relacionados con la alimentación. 

¿Cuáles son algunos ejemplos de esos saberes ancestrales? 

Un ejemplo, es el uso de semillas y especies que tienen un gran valor nutrimental, como la chía, el amaranto, el cacao, el chile y la vainilla, entre muchos otros más. 

Dentro de esos “saberes ancestrales” se incluyen los remedios caseros basados en el uso de hierbas medicinales. Por eso es valioso escuchar a los adultos mayores, muchos de esos conocimientos provienen de las culturas prehispánicas

Lee con atención la siguiente información. 

¿Sabías qué? una de las tradiciones más significativas del estado de Oaxaca es la Guelaguetza, es una hermosa fiesta de color, sabor y tradición, se celebra el tercer lunes del mes de julio en honor a la virgen del Carmen y es uno de los eventos más representativos del folklore mexicano. 

Además, la ceremonia de origen prehispánico de los voladores de Papantla, en Veracruz, está asociada con la fertilidad y consiste en cuatro danzantes que representan los puntos cardinales y que a ritmo de un tambor y flauta se tiran a más de 20 metros de altura atados de los pies con una soga.

Otro ejemplo de las tradiciones locales es la danza de los matlachines o matachines, que proviene de la época prehispánica, en la que nuestros antepasados pedían por una cosecha abundante. 

Es muy popular la que se realiza en Apodaca, Nuevo León; aunque, también se lleva a cabo en otros estados como Zacatecas y San Luis Potosí. 

Otra tradición muy importante en el estado de Chiapas, la Danza de los parachicos.

El aspecto más llamativo de esta fiesta son los bailarines vestidos con chales bordados, sarapes, cintas de colores y máscaras de madera, además portan sonajas llamadas “chinchines” que tocan durante las danzas. 

Sorprende mucho la gran variedad de elementos culturales que tiene el país; y cada uno es muy importante a nivel local, regional y nacional. 

Sin duda México tiene una riqueza cultural inimaginable, es tarea de todas y todos seguir practicando cada uno de los usos y costumbres culturales heredados por los ancestros y pasarlos de generación en generación. 

Y sobre todo respetar las tradiciones y costumbres de las personas y culturas que coexisten en México, en tu entidad y en tu entorno cercano, tratarlos con igualdad y respetar sus derechos. 

Has concluido la sesión del día de hoy.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La diversidad cultural en México. Aprende en Casa III Secundaria

La diversidad cultural en el mundo. Aprende en Casa III Secundaria

La migración en México. Aprende en Casa III Secundaria

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato