¿Qué se festeja el 13 de septiembre?

¿Qué se festeja el 13 de septiembre?

La historia cuenta que seis jóvenes, a quienes se les recuerda como los Niños Héroes, fueron la última línea de defensa del Castillo de Chapultepec
Redacción | UN1ÓN | 03/09/2018 05:30

El 13 de mayo de 1846 el gobierno de Estados Unidos le declararó la guerra a México, bajo el argumento de que nuestro país había cometido violaciones territoriales en la zona de Texas.

Días antes, una patrulla estadounidense conformada por 63 hombres fue emboscada por tropas mexicanas al mando del general Anastasio Torrejón. Lo que dio el pretexto para el inicio del conflicto.

Aunque la verdadera intención de los estadounidenses era apoderarse de la Alta California, Nuevo México y otros territorios que entonces pertenecían a México.

Después de la declaración de guerra, parte del ejército estadounidense atacó por el norte de México y otro contingente desembarcó en el puerto de Veracruz para avanzar hacia la capital mexicana.

En aquel entonces, en el "Cerro de Chapulín" (Chapultepec en idioma náhuatl) se encontraban las instalaciones del Colegio Militar comandado por el general José Mariano Monterde. En este recinto se encontraban más de 50 cadetes.

Al estar situado en un punto prominente en el poniente del Valle de México, el Castillo de Chapultepec era uno de los últimos lugares que restaban en la defensa de la capital; el punto estaba a las órdenes del general Nicolás Bravo, quien dio la orden que los cadetes menores de edad se retiraran, pero la mayoría no lo hizo.

Durante la madrugada del 12 de septiembre de 1847 las baterías estadunidenses iniciaron un intenso bombardeo sobre el castillo, el efecto fue devastador. Al amanecer del día 13 de septiembre nuevamente bombardearon el Colegio, pero a las nueve de la mañana el ataque cesó, y los soldados estadunidenses iniciaron el ascenso del cerro, por la parte oeste.

La lucha se libró cuerpo a cuerpo, los mexicanos combatieron con fiereza pero los invasores ganaban terreno y lograron llegar al castillo por el lado occidental. Al llegar los invasores, sólo unos cuantos soldados y cadetes permanecían en el edificio.

La historia cuenta que seis jóvenes, a quienes se les recuerda como los Niños Héroes, fueron la última línea de defensa del inmueble: Juan Escutia, Vicente Suárez, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez, Agustín Melgar y el teniente Juan de la Barrera.

Los cadetes permanecieron en su puesto esperando enfrentar al enemigo (Estados Unidos) y durante la batalla pelearon con valentía.

Cuentan que cuando todo había acabado, un oficial norteamericano observando el rostro de los cadetes muertos, sorprendido exclamó: "¡Pero si son apenas unos niños!", fue a partir de esta expresión que se les llama "Los niños héroes".

Fue el presidente Benito Juárez el primero en honrar oficialmente la gesta de los Niños Héroes, al decretar el 13 de septiembre día de luto nacional, en memoria de estos cadetes.