SEDENA Fuerzas Especiales. “Es una hermandad muy bonita, una hermandad muy chingona”

fuerzas esoeciales sedena ejercito mexicano 2022 (88)
FB
TW
WA
Email
Telegram

Víctor González, youtuber y locutor originario de Irapuato, Guanajuato, se convirtió en el primer civil en vivir la experiencia de tomar el curso básico de Fuerzas Especiales de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

El irapuatense se unió a los 258 aspirantes de la generación o antigüedad 65 que se sometieron a las pruebas médicas, psicológicas y físicas para poder ingresar al curso básico de Fuerzas Especiales.

A través de su canal de YouTube, Víctor González, quien saltó a la fama por dar voz a los videos de Badabun, documentó su experiencia en varios episodios.

⇒LEE TAMBIÉN. ¿Cuánto ganan los soldados y marinos en México? ¿A quién le pagan menos?

Uno de los aspectos que el youtuber irapuatense pudo atestiguar fue el espíritu de cuerpo que existe entre los integrantes de las Fuerzas Especiales.

“Todo es trabajo en equipo. Aquí es ayudar, es trabajo en equipo, subimos todos, bajamos todos. Es una hermandad muy bonita, una hermandad muy chingona, entre todos están ayudándote, entre todos están diciéndote: vamos, vamos, ya falta poco, sí puedes”.

Existen seis batallones de Fuerzas Especiales; cinco de ellos se encuentran en Temamatla, y uno más en Nogales, Sonora.

Usan una boina verde. Se les identifica como murciélagos; de hecho su escudo incluye un helicóptero, custodiado por unas alas de murciélago. Su lema es Todo por México.

Un entrenamiento despiadado

El curso tiene una duración de 14 semanas de entrenamiento intensivo. Este adiestramiento se realiza en el Cuartel General del Cuerpo de Fuerzas Especiales se ubica en el Campo Militar 37-B de la SEDENA, en el municipio de Temamatla, Estado de México.

Para ingresar al curso básico de las FES, el youtuber, quien radica en Tijuana, se sometió a las mismas pruebas que realizaron los soldados las cuales incluyen un examen médico y un test psicológico, para evaluar la salud física y mental de los aspirantes.

Además, realizó las pruebas físicas que consisten en:

  • una carrera de cinco kilómetros en 20 minutos;
  • pruebas de fuerza en brazos y abdomen con 60 lagartijas y 60 abdominales en un lapso de 1:30 minutos;
  • 12 repeticiones en barras y 12 fondos,
  • prueba de ascenso vertical en cable de siete metros (evaluación es determinante para poder ingresar al curso).

Lo primero que Víctor realizó al ingresar formalmente al curso de Fuerzas Especiales, fue raparse. Esto se realiza como una medida para prevenir cualquier infección, pues ante el sudor y la humedad, puede presentarse algún padecimiento dermatológico.

Semana 1

Los días empiezan con los honores a la Bandera a las 5 de la mañana, posteriormente se realizan una serie de actividades físicas durante cuatro horas.

Posteriormente viene el desayuno: enchiladas, frijoles y un pedazo de pan. La orden es que nadie puede empezar a comer hasta que el último elemento haya recibido su ración de comida y se encuentre en su lugar. Después tendrán 30 segundos -sí, leíste bien, SEGUNDOS- para comer.

El resto del día comprende una caminata de varios kilómetros en el campo, con una mochila cuyo peso supera los 30 kilos.

⇒LEE TAMBIÉN. SEDENA. Así es el adiestramiento militar en el Ejército Mexicano VIDEOS

La montaña

La segunda etapa del Curso Básico de Fuerzas Especiales es considerada como la más difícil en este adiestramiento.

Inicia con la fase de patrullas, la cual se realiza una semana en en Centro de Adiestramiento del Cuerpo de Fuerzas Especiales de la SEDENA, en Temamatla, y otras tres semanas en montaña, en el Iztaccíhuatl, en San Rafael, un pequeño pueblo que pertenece al municipio de Tlalmanalco.

En este lugar se instalará una base y un campamento que permanecerá 21 días, en los cuales habrá una cocina y un comedor móvil.

Esta etapa los cursantes aprenderás los principios tácticos y técnicos para preparar y conducir operaciones de patrullas de Fuerzas Especiales, mediante un adiestramiento real, arduo y fatigante, en el cual se crean situaciones que generan un alto nivel estrés psicológico y físico.

Con esto se busca que los soldados desarrollen una alta resistencia a la frustración, gran capacidad de reacción, confianza en sí mismos y trabajo en equipo.

La prueba del hambre

Una de las razones por las que esta etapa es la más difícil en el Curso Básico de Fuerzas Especiales, tiene que ver con la llamada prueba del hambre.

Dicha prueba forma parte de un programa intensivo de supervivencia en condiciones muy adversas. Las habilidades para sobrevivir a la intemperie son cruciales para los soldados de Fuerzas Especiales.

Durante cuatro días, los cursantes no ingieren alimentos; solo se hidratan. De hecho, en su ascenso al sitio donde estará su campamento solo realizan un par de pausas para hidratarse.

Como parte de su entrenamiento de supervivencia y montaña, los participantes en el curso de Fuerzas Especiales del Ejército Mexicano aprenden técnicas para la obtención de fuego.

Otra de las enseñanzas del curso tiene que ver con los diferentes métodos de captación de agua. Al ser adiestramiento de montaña, la principal forma de obtener agua a través de arroyos, algún flujo o corriente.

Si se arrastra, camina, corre y vuela… a la cazuela

Los integrantes de las Fuerzas Especiales de la SEDENA están capacitados en distinguir las plantas comestibles de las venenosas, esto les ayuda como técnica de supervivencia en ambientes donde tienen que obtener su propio alimento.

Otro aspecto fundamental del entrenamiento en el curso de las Fuerzas Especiales consiste en aprender a cazar a través de trampas rudimentarias. En la montaña, las presas por lo general son mamíferos pequeños como liebres o conejos.

Después de atrapar a su presa, los cursantes reciben una clase  en la que se les enseña a retirar la piel del animal.

“Ya teniendo el animal se toma la clase de desollamiento en la cual enseñarán cómo es la técnica para retirar completamente la piel y poder cocer un alimento en medio de la nada. Ya con el conejo desollado es momento de que cada patrulla consiga su propio alimento y finalicen la prueba del hambre (la cual consiste en cuatro días sin alimento, solo hidratación)”.

⇒LEE TAMBIÉN. SEDENA. ¿Dónde acudir para entregar solicitudes para la convocatoria de diciembre 2022?

 

 

 

FB
TW
WA
Email
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato