75 acciones para cuidar el medio ambiente que puedes hacer todos los días

DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE MEDIDAS ACCIONES
Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra cada 5 de junio desde 1972, cuando se aprobó la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas decidió crear el PNUMA, como un organismo internacional especializado para tratar los temas medioambientales.

Evitar contaminación del medio ambiente es algo en lo que todos podemos y debemos participar.

El calentamiento global y cambio climático, la deforestación de grandes extensiones de selvas y bosques para la producción y cultivo de alimentos,  la pérdida de ecosistemas y especies, la contaminación del agua, la generación de miles de toneladas de residuos (basura), son solo algunos de los graves problemas que enfrenta el medio ambiente.

El Día Mundial del Medio Ambiente 2021 se centra en la restauración de ecosistemas con el lema “Reimagina, recrea, restaura”. A partir de esta fecha, se da inicio el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas.

La restauración del medio ambiente no es tarea sencilla. Ningún esfuerzo es pequeño. Todos somos responsables del daño causado y todos somos parte de la solución.

“Somos la generación que puede hacer las paces con la naturaleza. Es nuestra última oportunidad para corregir el rumbo: prevenir la catástrofe climática, detener la creciente ola de contaminación y desechos, y frenar la pérdida de biodiversidad”.

Existen muchas medidas y acciones para cuidar el medio ambiente y contribuir a la restauración de los ecosistemas. Son acciones sencillas que podemos realizar todos los días.

Te compartimos algunas recomendaciones y consejos que puedes implementar en tu rutina y que servirán para cuidar el medio ambiente.

Acciones que puedes hacer para cuidar el medio ambiente

  1. Elige productos y servicios con etiquetado ecológico creíble. Eso retribuye a las empresas que realizan productos reciclables, reducen el empaquetado y cumplen con las normativas sociales y ambientales.
  2. Apoya el comercio local. Compra a distribuidores locales para mitigar el impacto ambiental del transporte y apoye productos agrícolas adaptados a sus ecosistemas locales.
  3. Consume menos. Antes de comprar ropa nueva o aparatos electrónicos, reflexiona si es algo que realmente necesitas.
  4. Cuando vayas a realizar compras sigue el principio: “reusar, reciclar, rechazar”.
  5. Disminuye la cantidad de comida que se desperdicia. Solo prepara la cantidad justa de porciones, para evitar que los sobrantes se echen a la basura.
  6. Consume productos de temporada y regionales.
  7. En la medida de lo posible elige productos orgánicos para combatir los pesticidas y fertilizantes que deterioran nuestros ecosistemas agrícolas y de agua dulce.
  8. No tires basura en las calles.
  9. Evita quemar basura, hojas y otros objetos, así como hacer fogatas en bosques o en plena ciudad.
  10. Si acostumbras acampar, sé muy cuidadoso con no dejar vidrios o colillas. Una colilla mal apagada puede provocar un incendio forestal, lo mismo una botella de vidrio, porque al recibir los rayos del sol, funciona como una lupa.
  11. Riega las plantas durante la noche o muy temprano, cuando el Sol tarda más en evaporar el agua.
  12. Reutiliza el agua que juntaste de la regadera, de la lavadora y de lavar las verduras para regar las plantas o el jardín.
  13. Pon tu huerto urbano. Si tienes jardín o en macetas, puedes cultivar algunas frutas o vegetales.
  14. Reduce la cantidad de residuos que generas, utiliza contenedores que se puedan usar muchas veces. Emplea productos en envases rellenables.
  15. Reutiliza al máximo todos los artículos o productos antes de deshacerte de ellos. Por ejemplo, usa las hojas de papel por ambos lados; transforma las latas en lapiceros, joyeros o macetas.
  16. Bebe agua natural para quitarte la sed. Las bebidas procesadas además de ser perjudiciales para la salud, generan una gran cantidad de desechos.
  17. Los residuos orgánicos, como cáscaras de frutas y verduras, sobrantes de comida, servilletas de papel, pasto, hojas, ramas, entre otros, deberán ir en un contenedor especial.
  18. Con la materia orgánica puede producirse composta, la cual sirve como abono natural de hortalizas y árboles o para enriquecer el suelo.
  19. Clasifica los residuos inorgánicos en forma independiente según su tipo; aplasta las latas de aluminio para reducir su volumen; junta y aplasta todos los envases y botellas de plástico, esto facilita su clasificación y reciclaje. Enjuaga los envases usados de cartón y aplástalos para facilitar su acopio.
  20. En el hogar, limpia pisos, paredes y vidrios con dos cubetas de agua; una para limpiar y otra para enjuagar.
  21. No abuses de los productos de limpieza.
  22. Aprovecha el agua jabonosa para lavar los escusados. Si la del enjuague está libre de productos de limpieza, utilízala para regar las plantas o el jardín.
  23. Antes de lavar los trastos, retira los residuos orgánicos (comida) y deposítalos en un bote o bolsa; no los arrojes por el drenaje ni los revuelvas con los residuos inorgánicos.
  24. Remoja los trastos de una sola vez; si tienen mucha grasa, utiliza agua caliente. Enjabónalos con la llave cerrada y enjuágalos rápidamente bajo un chorro moderado.
  25. Cuida que la llave del fregadero no gotee. Cambia los empaques cada vez que sea necesario.
  26. Instala un economizador de agua. Es un dispositivo barato y fácil de colocar.
  27. Lava las verduras en un recipiente con agua; tállalas con los dedos o con un cepillo y desinféctalas. Reutiliza esta agua para el escusado o regar plantas.
  28. Si lavas la ropa en el lavadero, no desperdicies el agua. Reutiliza el agua con la que enjuagaste para remojar la siguiente tanda de ropa sucia.
  29. Utiliza la lavadora sólo para cargas completas. Esto ayuda a ahorrar agua y energía eléctrica. Talla a mano o con cepillo las partes más sucias de la ropa, para evitar dobles o triples lavadas.
  30. Utiliza la mínima cantidad de jabón o detergente. Además de requerir menos agua para enjuagarla, la ropa dura más.
  31. Otras medidas para cuidar el medio ambiente en tu espacio de trabajo son: apaga el equipo a tu cargo: CPU, monitor, impresoras, bocinas, reguladores, etc., cuando no lo estés utilizando. Al finalizar tu jornada verifica que tanto los equipos como las luces de tu área de trabajo estén apagadas
  32. En caso de que se requiera el uso de Aire Acondicionado: Optimízalo, con mantenimiento preventivo y correctivo, evitando fugas o pérdidas de calor.
  33. Utiliza el papel prudentemente y aumenta el uso de archivos electrónicos que permitan disminuir el almacenamiento de papel, con apoyo de scanner.
  34. Regla de oro para cuidar el medio ambiente: prefiere el cartón o papel al plástico en envolturas, embalajes, desechables.
  35. Utiliza vegetación natural, para crear microclimas en espacios interiores y siembra árboles al exterior, alrededor del edificio. Propicia en tu oficina las compras verdes, estableciendo criterios ambientales.
  36. Al enviar documentos por mensajería, coméntalo con tus compañeros, así aprovecharás un solo embarque. Prográmalo sólo una vez al día, para evitar llamar constantemente a la empresa de mensajería y disminuir costos.
  37. Utiliza preferentemente el correo electrónico para envío de documentos, en especial si lleva varios C.C.P. (Oficios, informes, memorandums, etc.)
  38. Aprovecha al máximo la luz y ventilación natural.
  39. Reduce el uso de tu automóvil en la medida de lo posible. Procura transportarte junto con otras personas y emplear más a menudo el transporte público.
  40. Evita que se sobrellene el tanque de gasolina. Así se evitan derrames y que se evaporen los compuestos de gasolina.
  41. Procura afinar tu coche y llevarlo periódicamente al servicio.
  42. Asegúrate de que los neumáticos tengan la presión de aire adecuada. Esto mejorará el desplazamiento del vehículo y ayudará a ahorrar gasolina.
  43. No conduzcas a altas velocidades y evita frenar o arrancar repentinamente, ya que esto genera un mayor consumo de combustible.
  44. Emplea focos que sean ahorradores de energía.
  45. Prefiere las fuentes de energía sustentables, como los paneles solares.
  46. Cuando compres productos, revisa la información en la etiqueta y compara precios. Prefiere productos con empaques fabricados con materiales reciclables; con ello contribuyes a que se consuman menos recursos naturales.
  47. Compra productos empacados de forma más sencilla y con menos plásticos.
  48. Reduce al mínimo el uso de productos desechables y elige envases retornables.
  49. Prefiere los productos cuyos envases de plástico tengan el logotipo de reciclable o reciclado.
  50. Reutiliza las bolsas del súper para las compras.
  51. Compra limpiadores y productos de limpieza que en la etiqueta diga que son biodegradables.
  52. Si depositas el papel higiénico en el escusado, cómpralo blanco, ya que el de color contamina el agua.
  53. Prefiere el uso de la copa menstrual a los tampones o toallas sanitarias.
  54. Nunca compres productos derivados de especies en peligro de extinción, como corales, carey, huevos de tortuga, plumas de aves o pieles de animales.
  55. No compres animales exóticos como mascota.
  56. Si tienes un perro como mascota y lo sacas a pasear, recoge sus heces.
  57. Para recoger las heces de tu mascota asegúrate de comprar bolsas que sean biodegradables.
  58. No arrojes la bolsa con las heces de tu mascota en la calle. Prefiere desecharlas en el sanitario una vez que llegues a casa.
  59. Si tienes gatos en casa, prefiere usar arena que sea biodegradable.
  60. Si quieres una mascota, adopta, no compres. Eso le dará un hogar a los miles de animalitos que fueron abandonados o se encuentran en la calle.
  61. La basura se crea al mezclar los residuos sólidos de todo tipo (orgánicos e inorgánicos). Todos podemos contribuir a reducir la cantidad de basura si practicamos las 3R básicas para cuidar el medio ambiente: reducir, reutilizar y reciclar.
  62. Reduce la cantidad de residuos que generas. Prefiere lavar que desechar: en fiestas y días de campo emplea utensilios lavables; para tus bebidas en la escuela o el trabajo utiliza contenedores que se puedan usar muchas veces. Emplea productos en envases rellenables.
  63. Organiza ventas de garaje de los artículos que ya no te son útiles pero que pueden servir a otras personas. La donación es una buena práctica.
  64. Reciclar es más fácil si separas tus residuos (orgánicos e inorgánicos).
  65. Enseña a tus hijos estos hábitos desde pequeños.
  66. Desecha las baterías alcalinas (pilas usadas) en contenedores especiales. Da clic en este enlace para checar algunas ubicaciones donde puedes hacerlo.
  67. Prefiere las pilas recargables a las desechables.
  68. Si utilizas mascarillas, prefiere usar ingredientes naturales a las que vienen empaquetadas.
  69. Compra cosméticos y productos de marcas que sean cruelty free o veganas, es decir, que no hacen pruebas en animales.
  70. Cuando hagas regalos utiliza envolturas recicladas. Utiliza tu creatividad y evita generar residuos y gastos innecesarios.
  71. Realiza alguna donación a causas y organizaciones que defienden el medio ambiente.
  72. En estos tiempos de pandemia, utiliza cubrebocas de tela. Puedes emplear doble cubrebocas de tela en espacios cerrados o cuando viajes en transporte público.
  73. Investiga sobre la cosecha de agua en tu localidad.
  74. Siembra un árbol o participa en programas de reforestación de tu localidad.
  75. Infórmate sobre las propuestas y acciones de gobierno en materia de medio ambiente.
Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato
Scroll to Top