Por qué se celebra el Día del Padre

Por qué se celebra el Día del Padre

Para 1924 el presidente estadounidense Calvin Coolidge apoyó la idea de establecer un día nacional del padre
Redacción | UN1ÓN Puebla | 08/06/2017 05:00

El tercer domingo de junio, en México se celebra el Día del Padre, que busca honrar con ello la paternidad y la influencia del hombre en la vida de sus hijos. Cabe señalar que la tradición católica europea lo conmemora el 19 de marzo día de San José, padre de Jesús.

 

¿Y a quién se le ocurrió celebrar a los padres?

 

Sonora Smart Dodd, una estadounidense fue quien propuso en 1909 que se reconociera y celebrara la labor que realizan los padres dentro del hogar.

 

Su idea surgió como una manera de agradecerle a su papá, Henry Jackson, un veterano de la guerra civil estadounidense, el haber educado y cuidado a sus seis hijos, luego de que falleciera su esposa al dar a luz al último de ellos.

 

Mientras escuchaba un sermón del Día de la Madre, Smart Dodd, pensó que los padres también merecían una celebración y por ello propuso que el 5 de junio, día del cumpleaños de su padre, para realizar dicho festejo.

 

VER: Día del padre: En qué fecha es

 

En ese momento, su propuesta no prosperó, pero la idea de tener un ‘Día del Padre’ fue ganando aceptación y para 1924 el presidente estadounidense Calvin Coolidge apoyó la idea de establecer un día nacional del padre, y para 1966 el presidente Lyndon Johnson firmó una proclamación que declaraba el tercer domingo de junio como el Día del Padre en Estados Unidos.

 

La celebración se extendió rápidamente a Europa, América Latina, Asia y África como una manera de homenajear a los padres y reconocer su papel en la crianza y la educación de sus hijos.

 

Este día, las familias se reúnen alrededor de los padres, abuelos o padrastros para hacer una comida especial y entregarle algún presente. Las manualidades de los niños pensadas para papá no suelen faltar, y tampoco algún detalle para recordar ese día. En muchas casas españolas, el Día del Padre es el único día del año en que los niños preparan el desayuno para papá (que finge estar dormido hasta que todo está listo) y se lo llevan a la cama.