Parejas enamoradas pueden sincronizar su ritmo cardiaco

Estudio revela secretos del ritmo cardiaco de los enamorados
FB
TW
WA
Email
Telegram

Recientemente se dieron a conocer los ‘Premios Ig Nobel’, destinados a aquellas investigaciones más peculiares o absurdas, donde se premió una investigación en el campo de la Cardiología referente al ritmo cardiaco.

En una ceremonia realizada en Harvard a la que también asisten los ganadores del Premio Nobel, se trata de una especie de performance en la que el importe del premio es espectacular.

El nombre de estos premios es un juego de palabras en inglés ignoble, que en español significa ‘innoble’.

Cada año estos premios son organizados por la revista de humor científico Annals of Improbable Research (AIR).

⇒LEER TAMBIÉN: Las mentiras más frecuentes sobre la diabetes

El objetivo, como ya se mencionó, es reconocer inusuales investigaciones en el ámbito de la ciencia y las humanidades.

Temas tan particulares que hacen primero reír a la gente y luego pensar, además de estimular el interés del público general por estos campos.

Premio en la categoría de Cardiología

Uno de los premios de este año se dio en la categoría de cardiología aplicada y fue para una investigación que lideró  Eliska Prochazkova, de la Universidad de Leiden (Países Bajos), y se publicó en Nature Human Behaviour.

Dicho estudio buscó y encontró evidencia de que cuando una nueva pareja romántica se conoce por primera vez y se sienten atraídos el uno por el otro, sus ritmos cardíacos se sincronizan.

“Los seres humanos son animales sociales cuyo bienestar está determinado por la capacidad de atraerse y conectarse entre sí, a menudo a través de breves interacciones. Además de las características físicas, una coreografía de movimientos, reacciones físicas y expresiones sutiles pueden ayudar a promover la atracción”, señalaron los investigadores que presentaron el estudio.

Para poder llegar a las conclusiones, los expertos monitorearon a parejas en citas de la vida real fuera del laboratorio.

Los participantes usaron anteojos de seguimiento ocular con cámaras integradas y dispositivos para medir señales fisiológicas, incluidas la frecuencia cardíaca y la conductancia de la piel.

Con estas herramientas, los investigadores encontraron que señales abiertas como sonrisas, risas, miradas fijas no se asociaron significativamente con la atracción.

En cambio, la atracción sí fue predicha por la sincronía en la frecuencia cardíaca y la conductancia de la piel entre las parejas, hechos inconscientes y difíciles de regular.

“Nuestros hallazgos sugieren que la atracción de las parejas que interactúan aumenta y disminuye a medida que sus niveles de excitación subconsciente aumentan y disminuyen en sincronía”, concluyeron los expertos.

FB
TW
WA
Email
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato