Omeprazol y sus peligros. ¿Qué riesgos corres si lo tomas a diario?

Consumo de Omeprazol puede ser peligroso
Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

En 2017, un estudio desarrollado por investigadores del University College de Londres y de la Universidad de Hong Kong reveló que el uso a largo plazo del supresor del ácido gástrico, como el Omeprazol, aumenta el riesgo de cáncer de estómago.

Ingresado al mercado farmacéutico a finales de la década de los 80, el Omeprazol fue un gran avance de la medicina en contra de las enfermedades relacionadas con el ácido gástrico.

En aquel momento, los medicamentos con los que se trataban dichos padecimientos eran la Ranitidina y la Cimetidina.

⇒LEER TAMBIÉN:  El misterio del Pepto Bismol. Investigación revela un enigma de 120 años

Efectos secundarios del Omeprazol

Junto con sus derivados, el Omeprazol es considerado un medicamento seguro que, sin embargo, puede provocar efectos adversos.

El Omeprazol puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • estreñimiento
  • gases
  • náuseas
  • diarrea
  • vómitos
  • dolor de cabeza

Asimismo,  desde hace algunos años se ha señalado que el uso de este medicamento a largo plazo, puede aumentar el riesgo de que aparezcan lesiones gástricas premalignas, como pólipos, atrofia y metaplasia intestinal (transformación de la mucosa gástrica en otra de tipo intestinal), así como de cáncer de estómago.

De acuerdo con el sitio médico Medilineplus, las personas que toman inhibidores de la bomba de protones como omeprazol pueden tener más probabilidades de fracturarse las muñecas, caderas o columna vertebral que las personas que no toman uno de estos medicamentos.

Las personas que toman inhibidores de la bomba de protones también pueden desarrollar pólipos de glándulas fúndicas (un tipo de crecimiento en el revestimiento del estómago). Estos riesgos son mayores en las personas que toman dosis altas de uno de estos medicamentos o los toman por un año o más.

Por ello se recomienda consultar con un médico sobre los riesgos de tomar omeprazol.

¿Para qué enfermedades se prescribe el Omeprazol?

El omeprazol con receta médica se utiliza solo o con otros medicamentos para tratar los síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico.

El omeprazol con receta médica también se usa para tratar úlceras (llagas en el revestimiento del estómago o del intestino) y también se usa con otros medicamentos para tratar y prevenir el regreso de las úlceras causadas por cierto tipo de bacteria (el H. pylori) en adultos.

Sin receta médica (de venta libre) se usa para tratar acidez frecuente (acidez estomacal que ocurre al menos 2 o más días a la semana) en adultos.

El omeprazol pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de la bomba de protones.

Funciona al disminuir la cantidad de ácido que se produce en el estómago.

¿Se debe seguir una dieta especial mientras se toma este medicamento?

Sólo en caso de que el médico lo señale, pero si no es así, se debe mantener la dieta habitual.

Especialistas recomiendan no tomar Omeprazol sin receta médica para el alivio inmediato de los síntomas de acidez.

Puede tardar de 1 a 4 días para sentir el beneficio completo del medicamento.

Debe llamar a su médico si sus síntomas empeoran o no mejoran después de 14 días o si sus síntomas regresan antes de los 4 meses después de que termine su tratamiento.

También se recomienda no tomar omeprazol sin receta médica por más de 14 días ni tomarlo más de una vez cada 4 meses sin consultar a su médico.

El cáncer gástrico y su relación con el consumo de Omeprazol

Estudios realizados al Omeprazol y su consumo a largo plazo, refieren que existe el riesgo de contraer cáncer gástrico.

Este riesgo, señalan, aumenta con la dosis y duración del uso de este fármacos, por lo que se le hace una recomendación a los médicos, para ser cuidadosos y rigurosos al recetar omeprazol a largo plazo a sus pacientes.

Pero a pesar de los riesgos que se han descubierto, los beneficios en su tratamiento tanto a corto como a largo plazo, son mayores siempre que su administración, dosis y tiempo del tratamiento sean las adecuadas.

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato