Eclipse provoca que nazcan niños ‘fenómenos’ y otros mitos

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

Desde la antigüedad, los fenómenos astronómicos han sido eventos de mucha trascendencia, pues a ellos se les atribuían bonanzas y maldiciones.


Los eclipses no son ajenos a estas creencias y por ello en diversas culturas su significado se asocia con maldad, pues sólo algo de esta naturaleza podía ‘comerse al sol’  y provocar oscuridad a horas indebidas.


Por ejemplo, los Vikingos creían que existían lobos que buscaban atrapar al sol y cuando lo conseguían, ocurrían los eclipses.


En Vietnam, sin embargo, la creencia era que un sapo se come al sol o la luna, mientras que en Kwakiutl, en las costas de Canadá, consideraban que el sol es consumido por la boca del cielo. En cambio, la cultura coreana dice que son perros de fuego que se roban al sol.


Por otra parte, en la cultura hindú, se señala que el demonio Rahu se disfraza para probar un elixir que le dará la inmortalidad. El sol y la luna lo notan y se lo cuentan al dios Vishnu, quien le corta la cabeza antes de que el elixir pase por su garganta. Por tanto la cabeza inmortal de Rahu sigue rondando los cielos y tratando de atrapar al sol y la luna y cuando lo logra, se produce un eclipse.


Mientras estas creencias están relacionadas con lo negativo, los Navajos consideraban el eclipse como un momento especial de la vida, y lo festejaban quedándose con sus familias, cantando canciones especiales y absteniéndose de comer, tomar o dormir.


Las creencias han trascendido y se han modificando a través de los años, en tiempos modernos, el principal mito involucra a las mujeres embarazadas, quienes no deben hacer contacto visual con el eclipse solar porque ello provocaría que el bebé nazca con manchas en la piel, pecas y deformaciones, lo cual es falso.


De igual manera había quienes pensaban que la luna está furiosa durante el eclipse y trae consigo mal humor o situaciones que alteran la estabilidad de algo. Algunos incluso acusan a los eclipses de ser responsables de cambios en el carácter, peleas y rupturas de pareja.


En la India se creía que si los rayos del sol no tocan el suelo, los microbios se propagan más rápido. Es por ello que los gurús recomiendan realizar ayuno completo, debido a que el funcionamiento del cuerpo sería confuso por la falta de referencia al sol.


Pero para la ‘maldad’ también hay recetas y por ello ante estos malos augurios, también existían los consejos para no ser víctima de ellos, por ejemplo: usar ropa interior de color rojo, prender alfileres en la ropa, llevar un puñado de llaves en cada bolsillo, poner unas tijeras bajo la almohada o detrás de la puerta en forma de cruz son algunos de los curiosos métodos.


También se recomendaba  permanecer en un lugar del hogar donde no llegue la luz del sol y de la luna, salir al patio del hogar con un espejo a la hora exacta del eclipse y reflejar la luz del sol para que el eclipse “se coma a sí mismo” y tocar un silbato o un tambor para “espantar” al fenómeno.

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato