Los libros de Sor Juana Inés de la Cruz que valen en más de medio millón de pesos

FB
TW
WA
Email
Telegram

Este 12 de noviembre se celebra el Día Nacional del Libro en México. En 1979 se eligió esta fecha en honor al aniversario del natalicio de Sor Juana Inés de la Cruz, una de las más grandes poetas y escritoras. Y, también, una de las pioneras en el feminismo.

En la obra de Sor Juana hay poemas. auto sacramentales, teatro, prosa, en la que se encuentran epístolas, loas, villancicos y otros documentos. La producción literaria de la mujer que es llamada como la Décima Musa es vasta.

Sor Juana, primera edición

Para los coleccionistas, la primera edición de un libro tiene un gran valor. Y si se trata de una autora como Sor Juana Inés de la Cruz, sin temor a exagerar, se puede decir que es un tesoro bibliográfico.

Abebooks es una plataforma dedicada a la venta de libros usados raros y coleccionables; fue fundada en 1995 y actualmente es una subsidiaria de Amazon.

Precisamente en este sitio, los coleccionistas pueden hallar una auténtica joya literaria, una primera edición de tres tomos de la obra de Sor Juana Inés de la Cruz, incluyo escritos póstumos.

Esta edición está fechada en 1714, apenas 19 años después de que muriera la poeta nacida en Nepantla, Estado de México (1695).

Se trata de tres volúmenes pequeños (208 x 146 mm), los cuales se encuentra en muy buen estado de conservación. El vendedor explica que los libros presentan algunas pequeñas reparaciones o en algunos casos están desgastados, pero el papel de la edición es fuerte.

sor juana ines de la cruz dia del libro

Tienen un encuadernado en piel becerro jaspeado español del siglo XVIII. Algunos de los daños que presentan son pequeños agujeros (del tamaño de un alfiler) provocados por insectos.

Entre 1669 y 1690 Sor Juana construyó una de las bibliotecas más grandes del Nuevo Mundo, una inmensa colección que constaba de aproximadamente 4.000 volúmenes. Aquí, en sus “Escritos completos”, encontramos sonetos autobiográficos, poesía religiosa reverencial, poemas de amor seculares (que continúan inspirando a lectores de todo el mundo durante más de tres siglos), versos lúdicos y tributos líricos a la cultura del Nuevo Mundo que se encuentran entre los primeros escritos que celebran la gente y las costumbres de este hemisferio. De particular interés es “La Carta Atenagórica” ​​de Sor Juana (1690) que aparece en el vol. 2 (págs. 1-34). Esta Carta Atenagórica (o “Carta Digna de Atenea”) es una de sus declaraciones feministas más ardientes, y le causó serios problemas con la Inquisición.

Esta carta escrita por Sor Juana criticando un conocido sermón jesuita fue publicada sin su permiso. Esto provocó una respuesta seudónima de “Sor Filotea” (en realidad el obispo de Puebla, Manuel Fernández de Santa Cruz) criticando a Juana por sus comentarios y por la falta de contenido religioso serio en sus poemas. Pero no había nada de “fraternal” en el mensaje del obispo, que instaba a sor Juana a dejar de escribir y dedicarse por entero a la religión (cf. t. 3, pp. 107-113). Sor Juana respondió con la incomparable y autobiográfica “Respuesta a Sor Filotea”, la célebre defensa del derecho de la mujer a la libertad intelectual y al aprendizaje (vol. 3, pp. 114-166).

El costo de esta primera edición es de 30 mil dólares, al tipo de cambio actual, dicha cantidad equivale a más 585 mil pesos.

⇒LEE TAMBIÉN. Sor Juana Inés de la Cruz. ¿Tenía un amor prohibido?

⇒LEE TAMBIÉN. Feliz Día del Libro 2022. Imágenes con frases para compartir

Breve biografía de Sor Juana Inés de la Cruz

Juana Ramírez de Asbaje, mejor conocida como Sor Juana, fue una mujer que se enfrentó a las imposiciones y convencionalismos de su tiempo, pues no se no veía con buenos ojos que una mujer manifestara curiosidad intelectual e independencia de pensamiento.

La niña Juana Inés creció principalmente entre las haciendas de Nepantla y Panoaya, en el Estado de México. Desde pequeña le pedía a sus padres que la dejaran vestir como hombre para poder estudiar.

Su madre fue la criolla, Isabel Ramírez de Santillán y su padre el vizcaíno, Pedro Manuel de Asbaje. La pequeña Juana de Asbaje se crió con su abuelo materno Pedro Ramírez en la hacienda de Panoaya, ubicada en el municipio de Amecameca.

Otras de las cosas que sorprendía a los cercanos de Juana de Asbaje es que con apenas siete años pedía que la mandaran a estudiar a la universidad mientras que a los ocho escribió una loa para la fiesta de Corpus.

Debido a su inteligencia, talento y belleza pronto cobró fama, por lo que en 1664 ingresó en la corte, como dama de honor de la virreina Leonor María Carreto, marquesa de Mancera, a quien dedicaría algunos sonetos con el nombre de Laura.

Aunque no tenía vocación religiosa, Sor Juana prefirió meterse a un convento que el matrimonio, para poder tener acceso al conocimiento.

Su obra abarca poesías líricas, dramáticas, alegóricas, sacras, festivas y populares, además escribía de continuo en verso y en prosa.

Con información de Abebooks

FB
TW
WA
Email
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato