¿Cuándo es el Día de Muertos en México? ¿Desde qué fecha se celebra?

dia de muertos fechas
FB
TW
WA
Email
Telegram

En la lista de tradiciones mexicanas, el Día de Muertos ocupa, sin duda, un lugar muy especial.

Esta celebración nace del sincretismo resultado de largos procesos culturales.

El Día de Muertos mezcla elementos prehispánicos y católicos. Este festejo es tan trascendente en términos culturales, que en el año 2003 la UNESCO realizó la declaratoria sobre la festividad indígena dedicada a los muertos en México como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

El Día de Muertos se celebra en México a través del altar u ofrenda, en el cual cada uno de sus elementos tiene un significado.

El altar de muertos en sí mismo es un ritual a partir del cual los vivos comparten con sus difuntos nuevamente. Es también la puerta a través de la cual las ánimas son invitadas de nuevo al mundo de los vivos.

⇒LEE TAMBIÉN. Altar de muertos de 7 niveles: Qué significa cada escalón de la ofrenda de Día de Muertos

¿Cuándo es el Día de Muertos? La fecha exacta

El 1 de noviembre es Día de Todos Santos, y ese día los mexicanos acostumbramos recordar a los niños que murieron.

El día 2 de noviembre llegan los “muertos grandes” o las ánimas de los adultos: se les espera en el altar con todo tipo de comidas regionales, que son preparados desde la noche anterior. También se acostumbra visitar las tumbas para arreglarlas y colocar ofrendas.

Sin embargo, el altar de muertos se puede colocar desde el 28 de octubre, pues en ese día comienzan a llegar las ánimas.

La tradición de Día de Muertos es algo vivo, ha evolucionado al paso de los años, al grado que actualmente hay varias iniciativas de asociaciones pro animales que proponen se recuerde a nuestras mascotas como perros o gatos en una fecha especial.

⇒LEE TAMBIÉN. Día de Muertos. ¿Cuándo se pone la ofrenda para las mascotas?

¿Por qué festejamos a los muertos?

Porque algún día nosotros seremos los festejados y nos uniremos a esas ánimas que nos visitan.

Un artículo publicado por la Universidad Veracruzana sintetiza de esta manera la razón de este festejo para los mexicanos:

“La muerte, en este sentido, no se enuncia como una ausencia ni como una falta; por el contrario, es concebida como una nueva etapa: el muerto viene, camina y observa el altar, percibe, huele, prueba, escucha. No es un ser ajeno, sino una presencia viva. La metáfora de la vida misma se cuenta en un altar, y se entiende a la muerte como un renacer constante, como un proceso infinito que nos hace comprender que los que hoy estamos ofreciendo seremos mañana invitados a la fiesta”.

Altar de muertos, origen

El festejo del Día de Muertos durante el 1 y 2 de noviembre es netamente católico, pues los antiguos mexicanos tenían otras fechas para el culto a la muerte.

Una de las celebraciones era el Miccailhuitontli, la cual era dedicada a los niños muertos y se realizaba durante agosto; y el Hueymiccailhuitl que se realizaba en septiembre. Esta última era considerada como la gran fiesta de los muertos; ambas celebraciones duraban 20 días.

La muerte era tan importante para los mexicas que en su calendario uno de sus días era Miquiztli, que significa muerte. Incluso se consideraba que si un niño nacía en el día miquiztli era señal de buena fortuna, aunque era necesario hacer sacrificios de codornices en su honor.

Elsa Malvido fue una historiadora, profesora e investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que dedicó gran parte de su trabajo de investigación a la celebración de la muerte en México.

A lo largo de su carrera, Malvido buscó exponer el origen del festejo de las fiestas de Todos los Santos y Fieles Difuntos, y explorar la forma en que fueron retomadas en México con la llegada de los españoles.

⇒ LEE TAMBIÉN. Día de Muertos. Imágenes con frases cortas para el altar y compartir

Al respecto, la investigadora del INAH señaló en varias ocasiones que las fiestas de Todos los Santos y de Fieles Difuntos son rituales que se inventaron en la Francia del siglo X por el Abad de Cluny.

“Seguir pensando que (el Día de Muertos) es una tradición de origen prehispánico significa que no entendimos nada, puesto que es profundamente romano”.

En parte de su investigación, Malvido advierte que “las celebraciones de Todos Santos y Fieles Difuntos han sido fiestas de guardar en el mundo católico, pero los intelectuales mexicanos las volvieron mexicas y prehispánicas, y los antropólogos se lo han creído”.

Y fue precisamente durante el gobierno de Lázaro Cárdenas cuando “a lo mexicano se le identificó con el grupo prehispánico más desarrollado a la llegada de los conquistadores, los mexicas, y a ellos se les atribuyeron ceremonias que ignoraron los 300 años de colonización española, un siglo de independencia y diez años más de revolución.

“La mayoría de los etnólogos, antropólogos  arqueólogos formados en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, apoyo incondicional de la ideología cardenista, han escrito sobre el día de los muertos participando de la idea ‘tradicional’ del origen prehispánico de dicha costumbre. Cuando más, aceptan la posibilidad de un sincretismo con los ritos católicos y han intentado a toda costa meter el 1 y 2 de noviembre dentro de ese calendario ritual mexica, considerándolo como general al territorio mexicano del siglo XX, aunque en muchos lados les resulte ajeno”.

(…)

“Los mexicanos del siglo XIX sufrieron dos separaciones, una de España y otra de la Iglesia; un siglo de guerras internas y de invasiones extranjeras; migraciones de países antes vetados; fueron favorecidos por el avance de la ciencia con la medicina preventiva y su lucha contra el contagio de las enfermedades que significó una nueva actitud sanitaria. Todo ello modificó una festividad de tres siglos de la cultura cristiana, convirtiendo la celebración de Todos Santos en un pretexto ‘democrático del Día de Muertos’, donde el acercamiento de los humanos a una muerte familiar y laica les permitió romper con ritos antiguos y crear otros nuevos después de la Revolución, ni mejores ni peores, simplemente humanos, ante la temida Muerte”.

Día de Muertos actualmente

Durante los últimos años, el festejo del Día de Muertos, considerado como Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la UNESCO desde 2003, ha cobrado auge, a nivel internacional esta celebración se ha convertido en un fuerte atractivo turístico.

El festejo de Día de Muertos ha incorporado nuevos elementos, algunos muy recientes. En 2015, la película Spectre de la saga James Bond tuvo locaciones en México, y en una de sus secuencias recreó un desfile alusivo a dicha tradición.

Este hecho fue retomado por el gobierno de la CDMX que organizó un Desfile de Día de Muertos, el cual llegó a congregar a más de 2 millones de personas en 2018.

Para la edición 2021 del desfile, el gobierno de la CDMX prevé una asistencia de 3.5 millones de personas.

En 2017 la película Coco de los estudios Pixar Disney dio más visibilidad a nivel mundial al festejo de Día de Muertos, incluso la Secretaría de Turismo federal impulsó la creación de una ruta basada en la cinta.

FB
TW
WA
Email
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato