SEDENA Fuerzas Especiales. La casa de gas donde sientes que te mueres pero no te mueres

SEDENA FUERZAS ESPECIALES
FB
TW
WA
Email
Telegram

Víctor González, youtuber originario de Irapuato, compartió un episodio más de su experiencia como civil en el Curso Básico de las Fuerzas Especiales del Ejército Mexicano.

Esto es lo que narró en el capítulo sobre el entrenamiento de operaciones urbanas y con gas lacrimógeno, en este curso que brinda la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) a sus efectivos.

Día 44. Un error puede ser mortal

Las prácticas de tiro continúan de manera constante durante todo el adiestramiento de Fuerzas Especiales. 

Los cursantes deben alcanzar un nivel de perfección en este ámbito. A lo largo de los adiestramientos, se ponen a prueba todas las medidas de seguridad señaladas por los instructores.

Un mínimo error puede causar un accidente o una gran lesión y solo la práctica constante, hasta la perfección en cada ejercicio, puede minimizar ese riesgo.

Día 58. La Joya

La Joya es una unidad ubicada dentro del Centro de Adiestramiento de las Fuerzas Especiales es donde se realizan las prácticas de operaciones urbanas.

LA JOYA FUERZAS ESPECIALES SEDENA

Se trata de la recreación de una zona colonia o zona urbana, con construcciones, casas y edificios; se busca ofrecer un escenario lo más realista posible, para que los soldados realicen su adiestramiento en operaciones urbanas.

Durante la última semana de esta parte del curso de Fuerzas Especiales, los cursantes se someten a una de las pruebas más temidas: la de gas CS o más conocido como gas lacrimógeno. Este gas provoca irritación y un ardor muy intenso en nariz, ojos, garganta y piel; además provoca una abundante secreción de mucosidad.

La razón de realizar esta prueba radica en que los elementos aprendan a usar correctamente una máscara antigás de uso militar en un ejercicio de exposición real al gas. Además, conocer los efectos que causa éste, los ayuda a saber las reacciones que experimentará su cuerpo.

Para realizar este ejercicio, Víctor tuvo como “sombra” a la cursante 101, una de las tres mujeres que realizaron el curso de Fuerzas Especiales del Ejército. 

SOMBRA SEDENA FUERZAS ESPECIALES

“Cuando me enteré que había algo más complicado, no dudé en solicitarlo. Es pesado, es un curso bastante complicado, bastante complejo, porque implica mucha madurez emocional y desgaste físico y emocional. Uno siempre debe estar concentrado en realizar las actividades”, narra la cursante 101 del básico de Fuerzas Especiales.

Previo al ejercicio con el gas CS, los cursantes reciben indicaciones sobre cómo usar la máscara, la cual compartirán con otro elemento.

En una situación real, cada militar llevará una máscara, pero el objetivo de someter a los cursantes al agente químico es para que lo conozcan, pues no tendrán el tiempo suficiente para accionar las máscaras todos al mismo, debido a que habrá soldados que deberán mantener la seguridad (vigilancia).  

Previo al ejercicio, los cursantes corren y hacen actividad física con la máscara colocada para familiarizar su respiración mientras la usan.

La casa de gas

En La Joya existe una pequeña vivienda con dos habitaciones cuyas ventanas están cerradas, la cual es conocida como la casa de gas donde el personal realiza el ejercicio. Este adiestramiento no se realiza al aire libre porque el gas se dispersa.

Regularmente para mayor control se meten de 10 a 16 elementos a la casa de gas, donde se detonará una granada antidisturbios.

CASA DE GAS

Los cursantes se colocan inicialmente en parejas, frente a frente, tomados del hombro. Uno de ellos tiene la máscara colocada y drena, es decir, sopla con fuerza para que el gas que se filtre salga.

Cuando su compañero realiza una señal (una palmada en el hombro), se hace el cambio de la máscara.

⇒LEE TAMBIÉN. ¿Cuánto ganan los militares en México? Conoce los sueldos y prestaciones en el Ejército y la Marina

CASA GAS EJERCICIO FUERZAS ESPECIALES

En este episodio, Víctor reconoció el estrés previo que le causó realizar este ejercicio que forma parte del curso de las Fuerzas Especiales de la SEDENA.

Es una prueba que sí me ponía de muchos nervios porque no sabes cómo va a reaccionar tu cuerpo, no sabes qué va a pasar. Los instructores te van comentando a lo largo de todo el curso: a ver, en realidad no pasa nada, sientes que te mueres pero no te mueres. Y se me quedó muy grabada esta frase que claramente me ayudó cuando me tocó hacer esta prueba. (…)

Algunos elementos se ponen nerviosos, otros entran en pánico y olvidan su entrenamiento. Es el momento en el que debes confiar en tu equipo y los instructores en que no te pasará nada y, sobre todo, confiar en ti mismo. 

Después de la explosión de la granada se escuchan los gritos, lo que provoca más nerviosismo en los cursantes y aspirantes a la insignia de Fuerzas Especiales. 

Ante el estrés, el agente químico actúa más rápido. Los efectos del gas son más irritantes en la piel cuando sudas, así que se presenta un ardor en zonas como el rostro, cuello o axilas.

El ejercicio concluye una vez que el humo de la granada ha finalizado.

Una prueba de fortaleza mental

Después de realizar esta prueba, Víctor reconoce que esta actividad no se trata de destreza física sino completamente de dominio mental.

La fortaleza del hombre radica en el dominio de su mente. Si controlamos la mente, controlamos el cuerpo y no hay un NO para Fuerzas Especiales: Teniente Coronel Cortés, director del centro de Adiestramiento de las Fuerzas Especiales.

⇒LEE TAMBIÉN. SEDENA. “El bofe”, la hora feliz en el despiadado curso de Fuerzas Especiales del Ejército Mexicano

A continuación te compartimos el video sobre la prueba de gas lacrimógeno en las Fuerzas Especiales de la SEDENA.

⇒LEE TAMBIÉN. ¿Quieres trabajar en el Ejército? SEDENA ofrece plazas en la CDMX

 

 

FB
TW
WA
Email
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato