Vanessa Claudio: “Tengo cara de mamo… pero no lo soy”

VANESSA CLAUDIO
FB
TW
WA
Email
Telegram

Vanessa Claudio reveló algunos de sus secretos y facetas poco conocidas durante su participación en Pinky Promise.

Durante la conversación que sostuvo con Karla Díaz y Roberto Carlo, los tres exconductores de La Más Draga , la guapa puertorriqueña mostró un lado muy poco conocido de su vida.

FOTO: INSTAGRAM PINKY PROMISE TV
FOTO: INSTAGRAM PINKY PROMISE TV

Vanessa Claudio saltó a la fama por su etapa como conductora en Venga la Alegría (VLA), programa matutino de TV Azteca. Sin embargo, dejó decidió dejar este programa atrás para aceptar nuevos retos y crecer en su carrera.

Aseguró que durante su estancia en VLA no se peleó con otras conductoras, aunque reconoció que la prensa le echó la culpa en varias ocasiones.

“La prensa decía que yo era la problemática. Yo me llevaba bien con todas. Soy mucho más relajada de lo que la gente piensa, tengo cara de mamona pero no lo soy”, dijo con franqueza.

⇒LEE TAMBIÉN. Vanessa Claudio y su agotadora “vida de princesa”

Sus sueños

VANESSA
Actualmente es conductora de Al Extremo

Virgo, obsesivamente puntual y ordenada, creyente de la disciplina y la preparación como la mejor forma de conseguir el éxito; la guapa puertorriqueña habló sobre algunos momentos en los que ha sido complicado conciliar su vida personal con la profesional.

Uno de esos momentos ocurrió justo al inicio de su carrera.

“Al principio yo quería ser modelo en Puerto Rico, tuve la oportunidad al ser finalista en Elite Model Look, una agencia en Estados Unidos de donde han salido varias top models”.

Pero la oportunidad de Vanessa se frustró debido a su apariencia. Tenía 14 años, atravesaba la pubertad y tuvo un brote de acné.

“Me salió todo el acné posible, llegar a tu sueño y te dicen: mi amor hasta que te cures la cara no puedes venir a Estados Unidos y te trataban así como si fuera mi culpa y tienes que bajar de peso”.

Lo más difícil en su carrera ha sido estar lejos de su familia. La exconductora de Venga La Alegría recordó con lágrimas en los ojos a su abuelo, quien murió a causa del cáncer de huesos.

A pesar que no le dieron permiso en VLA, viajó un fin de semana a Puerto Rico para ver a su familia. Era Navidad y su abuelo ya estaba muy enfermo.

“Me sentía un poco culpable por dejar pasar los mejores momentos, tan lindos, con mi familia por cumplir mi sueño”, confesó.

Y contó que su abuelo le dio una de las más grandes lecciones, al decirle que “cada uno en esta familia ha tomado decisiones para vivir su vida. Yo tomé las mías y he vivido plenamente y tú tienes que tomar tu decisión por ti misma”.

“Estoy haciendo esto por mí, son momentos en la carrera en los que te sientes un poco egoísta”, dijo.

⇒LEE TAMBIÉN. La Academia 20 años, ¿dónde están los de la Primera Generación?

FB
TW
WA
Email
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato