¿Se puede comer carne el Sábado de Gloria? ¿Cuándo termina la vigilia de Semana Santa?

se puede comer carne el jueves santo
FB
TW
WA
Email
Telegram

¿El Sábado de Gloria y el Domingo de Resurrección se come carne? Durante la Semana Santa y Cuaresma, la Iglesia Católica pide a sus fieles llevar a cabo la abstinencia y el ayuno.

La abstinencia consiste en que los fieles católicos no coman carne roja, como una forma de realizar penitencia.

De acuerdo con el Código de Derecho Canónico 1251, “Todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne, o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el miércoles de Ceniza y el Viernes Santo”.

Es decir, durante la Semana Santa solo se obliga a no comer carne el día Viernes. El Sábado de Gloria o Sábado Santo SÍ se puede comer carne.

FOTOS Así luce la escultura zapoteca de “Darth Vader” en Paseo de la Reforma
FOTOS Así luce la escultura zapoteca de “Darth Vader” en Paseo de la Reforma

¿Qué significa el Sábado de Gloria?

Durante este día de la Semana Santa, la Iglesia Católica reflexiona sobre la pasión y muerte de Jesús, así como su descenso a los infiernos y su posterior Resurrección.

En este día, después del duelo y luto guardado por la muerte de Cristo, se realiza la Vigilia Pascual, que recuerda el triunfo de Cristo sobre la muerte, pues resucitó y salió glorioso del Santo Sepulcro.

El color del sábado de Gloria es el blanco.

Vigilia Pascual

Hay tres actos importantes durante la vigilia del Sábado Santo. Se enciende el Fuego Nuevo con el Cirio Pascual, se bendice el agua.

ACI Prensa, agencia de noticias católica, explica lo siguiente a propósito de la vigilia de la noche del Sábado de Gloria:

En este acto se entona el Pregón Pascual que es un poema escrito cerca del año 300 que proclama que Jesús es el fuego nuevo.

Se da también la liturgia de la Palabra donde se leen siete lecturas, desde la Creación hasta la Resurrección. En este momento, la lectura del libro del Éxodo es la más importante, porque narra el paso de los israelitas por el Mar Rojo cuando ellos huían de las tropas egipcias y fueron salvados por Dios.

De la misma manera recuerda que Dios esta noche nos salva por su Hijo.

El tercer acto es cuando la Iglesia entera renueva sus promesas bautismales renunciando a Satanás a sus seducciones y a sus obras, se bendice la pila bautismal o un recipiente en representación, y se recita la letanía de los Santos que nos une en oración con la Iglesia militante y triunfante.

Con información de Desde la Fe

 

 

FB
TW
WA
Email
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato