¿Cómo se acuesta al Niño Dios en Navidad? Oración, cantos y ritual

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

La Navidad 2020 será muy diferente, debido a la pandemia de Covid-19. 

Ante las recomendacions de las las autoridades, muchos no podrán celebrar en compañía de su familia y sus seres queridos. 

Pese a esto, hay algunas tradiciones que se mantendrán y que forman parte del festejo familiar. Incluso, pueden realizarse a distancia a través de herramientas como Zoom, Meet, Skype, entre otras. 

Tal es el caso de la tradición de acostar al Niño Dios en el Nacimiento. Esta ceremonia se realiza en familia y es uno de los momentos más emotivos de la Navidad porque representa la llegada del Niño Jesús a nuestro hogar. 

LEE TAMBIÉN: Mensajes de Navidad y Año Nuevo en tiempos de Covid

LEE TAMBIÉN: Música y canciones para una Navidad en pandemia

¿Cuándo se acuesta al Niño Dios?

Debe realizarse antes de la medianoche del 24 de diciembre, cuando esté reunida la familia en torno al pesebre o Nacimiento.

Oración y ritual para acostar al Niño Jesus

Lector 1:

Querido Padre, Dios del cielo y de la tierra:

En esta noche santa te queremos dar gracias por tanto amor. Gracias por nuestra familia y por nuestro hogar. Gracias por nuestros amigos, vecinos y por las personas que trabajan con nosotros.

Bendícenos en este día tan especial en el que esperamos el nacimiento de tu Hijo. Ayúdanos a preparar nuestros corazones para recibir al Niño Jesús con amor, con alegría y esperanza. Estamos aquí reunidos para adorarlo y darle gracias por venir a nuestro mundo a llenar nuestras vidas.

Hoy, al contemplar el pesebre, recordamos especialmente a las familias que no tienen techo, alimento y comodidad. Te pedimos por ellas para que la Virgen y San José les ayuden a encontrar un cálido hogar.

Lector 2:

Padre bueno, te pedimos que el Niño Jesús nazca también en nuestros corazones para que podamos regalarle a otros el amor que Tú nos muestras día a día. Ayúdanos a reflejar con nuestra vida tu abundante misericordia.

Que junto con tus Ángeles y Arcángeles vivamos siempre alabándote y glorificándote.

(En este momento alguien de la familia pone al Niño Jesús en el pesebre, o si ya está allí, se coloca un pequeño cirio o una velita delante de Él).

Lector 3:

Santísima Virgen María, gracias por aceptar ser la Madre de Jesús y Madre nuestra, gracias por tu amor y protección. Sabemos que día a día intercedes por nosotros y por nuestras intenciones, gracias Madre.

Querido San José, gracias por ser padre y protector del Niño Jesús, te pedimos que ruegues a Dios por nosotros para que seamos una familia unida en el amor y podamos ser ejemplo de paz y reconciliación para los demás.

Amén.

Rezar: Un Padre Nuestro, un Ave María, un Gloria.

Cantos para acostar al Niño Dios en el pesebre

Para finalizar este ritual se puede entonar algún villancico y todos se dan un abrazo de paz.

CAMPANAS

Campana sobre campana

y sobre campana una,

asómate a la ventana,

verás al Niño en la cuna.

BELÉN, CAMPANAS DE BELÉN

QUE LOS ÁNGELES TOCAN,

¿QUÉ NUEVAS ME TRAÉIS?

Recogido tu rebaño,

adónde vas, pastorcito?

Voy a llevar al portal

mi canción y mi cariño.

Campana sobre campana

y sobre campana dos,

asómate a la ventana,

porque está naciendo Dios.

Caminando a medianoche,

dónde caminas, pastor?

Le llevo al Niño que nace,

como a Dios, mi corazón.

+++

NOCHE DE PAZ

1. Noche de paz, noche de amor:

llena del cielo un resplandor;

en la altura resuena un cantar:

os anuncio una dicha sin par,

en la tierra ha nacido Dios,

hoy en Belén de Judá».

2. Noche de paz, noche de amor:

todo duerme en derredor;

solo velan mirando la fazde su niño en angélica paz,

José y María en Belén. (2v)

3. Noche de Dios, noche de paz:

esplendor inmortal,

luz eterna en la noche brilló:

es la gloria del Hijo de Dios.

Duerme el Niño Jesús. (2v)

4. Noche de Dios, noche de paz:

claro sol brilla ya,

y los ángeles cantando están:

Gloria a Dios, gloria al Rey celestial».

Duerme el Niño Jesús. (2v)

5. Noche de Dios, noche de paz:

nueva luz celestial,

floreció la feliz Navidad:

es palabra y mensaje de paz,

duerme el Niño Jesús. (2v)

6. Noche feliz, de Navidad:

viene Dios a salvar,

Nochebuena en que alumbra el Amor,

el misterio escondido de Dios.

Duerme el Niño Jesús. (2v)

7. Noche de paz, noche de Dios:

al portal va el pastor,

y entre pajas encuentra al Señor,

es el Verbo que carne tomó.

Duerme el Niño Jesús. (2v)

Oración para bendecir el Nacimiento Navideño 

Señor Jesús, te pedimos que bendigas este nacimiento que con cariño y devoción hemos preparado. Que sea para nosotros un signo de Tu amorosa cercanía y ternura. Pero también, un recordatorio eficaz de que el único camino para seguirte y transformar el mundo es hacernos pequeños y servidores de todos. Amén.

 

Infografía de sitio Desde la Fe

+++

¿Qué es la Navidad y cuál es su significado? 

Para los cristianos, la Navidad es una fecha de felicidad, paz y amor, porque el nacimiento de Jesús muestra el gran amor de Dios, que se hizo mortal y habitó entre nosotros.

La Navidad es la fecha en que se celebra la presencia renovadora de Cristo que viene a salvar al mundo y el gran amor de Dios por los hombres.

El origen de la palabra Navidad se encuentra en el antiguo inglés tardío es Cristes Maesse, la Misa de Cristo. Su origen data de 1038, y Cristes-messe en 1131. 

En holandés se dice Kerstmis, en latín Dies Natalis, de donde se deriva la palabra francesa Noël, e Il natale en italiano; en alemán Weihnachtsfest, de la Sagrada Vigilia previa. 

¿Cuándo nació Jesús?

En realidad no existe la certeza de qué día nació Jesús. Los Evangelios no señalan la fecha precisa, incluso hay datos que se contradicen. 

La Enciclopedia Católica señala al respecto:

Los Evangelios no proporcionan ayuda alguna acerca de la fecha del nacimiento de Cristo; muchos datos contradictorios se basan en su información. Parece imposible que el censo se haya realizado en invierno, pues toda una población no pudo haberse puesto en camino. Además, debió haber sido en invierno, pues el trabajo en el campo sólo se suspendía durante esta época; pero Roma no era tan considerada. Además, las autoridades difieren acerca de si los pastores podían o debían dejar sus rebaños a la intemperie durante las noches de la estación lluviosa.

Con información de ACI Prensa y Desde la Fe

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato