Dudas más frecuentes sobre ortografía y gramática

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

La Real Academia Española (RAE) ofrece una serie respuestas a dudas frecuentes sobre el uso del español.

Te compartimos algunas de las dudas más frecuentes sobre la ortografía y gramática de la lengua española.

  • Doble negación

En español es correcta la doble negación. No anula el sentido negativo del enunciado, sino que lo refuerza.

Por ejemplo: No vino nadie, no hice nada, no tengo ninguna.

  • Plural de las siglas

En español, las siglas son gráficamente invariables en plural, aunque pluralicen normalmente en el habla. Por ejemplo, se escribe “las ONG” pero se pronuncia [las oenejés].

  • Las y los 

Seguro has escuchado que los políticos en sus discursos emplean expresiones como “las y los mexicanos; las y los ciudadanos; las y los niños”. Esto como una forma de expresar equidad de género.

Sin embargo, en términos lingüísticos, este tipo de desdoblamientos “son artificiosos e innecesarios”. 

La Real Academia Española señala que: En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos: Todos los ciudadanos mayores de edad tienen derecho a voto.

La mención explícita del femenino solo se justifica cuando la oposición de sexos es relevante en el contexto. Por ejemplo: El desarrollo evolutivo es similar en los niños y las niñas de esa edad. 

La actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje y se funda en razones extralingüísticas. Por tanto, deben evitarse estas repeticiones, que generan dificultades sintácticas y de concordancia, y complican innecesariamente la redacción y lectura de los textos.

  • Uno / Una

El numeral “uno” o “una” se emplea como “un” solo cuando antecede a sustantivos masculinos. Por ejemplo: un libro, un coche, un perro.

También se emplea “un” cuando precede a sustantivos femeninos que comienzan con la letra A tónica, es decir cuando recae en ella el acento prosódico. Por ejemplo: un águila, un alma, un hacha.

No se emplea “un” cuando se antecede a sustantivos femeninos que no comienzan con A tónica. Por ejemplo: una amapola, una mujer, una amistad, una novela, una amiga.

Esto se aplica para todos los numerales compuestos que contienen el numeral simple “uno” o “una”. Por lo tanto, si decimos “una mujer”, “una amapola”, debemos decir “veintiuna mujeres”, “treinta y una amapolas”. Es incorrecto decir “veintiún mujeres”, “treinta y un amapolas”.

  • Prefijos

Hay tres formas de usar los prefijos. 

Se usan junto al vocablo que modifican cuando ésta es una sola palabra. Por ejemplo: exnovio, expolicía, exmarido, posmoderno, promigrante, antirrobo, antimigrante.

Se usan con un guión cuando la palabra a la que van unidos comienza con mayúscula, como ocurre con los nombres propios o las siglas. Por ejemplo: anti-TLC, pro-NAFTA, anti-Trump, pro-Obama, mini-USB.

También se usa un guión cuando el prefijo se une a un número. Por ejemplo, sub-17.

Los prefijos se escriben separados cuando la base a la que afectan es pluriverbal, es decir, está constituida por varias palabras. Por ejemplo: ex presidente de México, pro derechos humanos, anti pena de muerte, vice primer ministro.

Con información de la Real Academia Española 

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato