Por qué ningún astronauta volvió a caminar en la luna

FB
TW
WA
Email
Telegram

El 20 de julio de 1969, la misión Apolo XI lanzada por la Agencia espacial de los Estados Unidos (NASA) permitió que por primera vez un hombre pisara la superficie lunar (Neil Armstrong).

 

Después de esa misión, 5 más pertenecientes al mismo programa espacial Apolo, llegaron con éxito hasta el satélite natural de la tierra y en total 12 astronautas pudieron caminar en su superficie, logrando traer  a la Tierra más de 380 kilogramos de rocas lunares, las que fueron analizadas por decenas de laboratorios independientes en diversos países.

 

Pero después de la misión Apolo XVII, que fue a la luna en 1972, ningún astronauta pudo hacer nuevamente una caminata lunar.

 

¿Por qué el hombre no ha vuelto a estar en la luna?

 

La llegada de una misión estadounidense a la luna obedeció a la competencia que existía con Rusia, la otra gran potencia mundial y quien había adelantado en la carrera espacial al poner al primer ser humano en el espacio, cuando el 12 de abril de 1961, Yuri Gagarin realizó un vuelo orbital a la tierra que duró 108 minutos.

 

Fue el presidente John F. Kennedy quien ese mismo año, lanzó un desafío público, al asegurar que Estados Unidos antes de que terminara la década de los 60, pondría un hombre en la luna y lo traería de vuelta a la tierra sin problemas.

 

Para la década de los 70, el presupuesto para misiones espaciales fue recortado, lo cual puso en  problemas a la agencia espacial estadounidense NASA y al gobierno norteamericano. Asimismo, la misión Apolo 13 activó las alarmas y la administración republicana comprendió el gigantesco riesgo que se corría en cada misión, lo cual facilitó las cosas para los políticos que presentaron la Guerra de Vietnam como la nueva área de competencia con los soviéticos.

 

VER: LOS MITOS DE LA LLEGADA DEL HOMBRE A LA LUNA

 

Y otras razones a considerar de porque no se regresó a la luna fueron el malestar republicano al continuar con misiones cuyo génesis estaba en la administración demócrata de Kennedy, así como la escasa experiencia de los efectos de pasar tiempo prolongado en el hostil espacio exterior y las serias complicaciones generadas en equipos y astronautas por el polvo lunar (regolito).

 

Pero así como hubo quienes cuestionaron el que el hombre llegara a la luna con argumentos sobre un supuesto muy buen montaje cinematográfico, cuando ya no hubo misiones para la luna, los mismos detractores señalaron que si ya no se regresó, fue porque nunca -el hombre estuvo ahí y todo fue parte de una representación para demostrar el poderío del capitalismo estadounidense frente al socialismo soviético.

 

Una más de las teorías sobre el no regreso al satélite natural de la tierra señala que aunque sí se llegó a la luna, los astronautas algo vieron que les impidió regresar. Dicha teoría se basa en que entre las misiones Apolo XI y Apolo XVII, la NASA o el gobierno de los Estados Unidos, descubrieron o se encontraron con seres extraterrestres y con fenómenos extraños que les impidieron continuar con las misiones.

 

Al parecer los astronautas se habrían encontrado con un peligro extraterrestre y por ello el gobierno decidió que no era prudente volver

 

Otra teoría que incluso defendía el escritor español Juan José Benítez, es porque la NASA descubrió, restos de antiguas civilizaciones que ahí habitaron.

 

Esta teoría incluso tomó fuerza cuando Alan Davis, un técnico de la NASA y uno de los encargados de llevar a cabo la misión Apolo XI, confesó que pudo ver las imágenes de esas ciudades en la luna en su centro de comunicaciones, en la isla La Antigua, mientras se desarrolló dicha misión.

FB
TW
WA
Email
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato