5 tips para dar una clase relajada y eficaz

FB
TW
WA
Email
Telegram

El estar frente al salón de clases puede ser uno de los trabajos más estresantes que el ser humano puede tener. El controlar a más de 15 personas para crear el ambiente ideal para la enseñanza también puede crear una tensión importante.

Las evaluaciones, el cubrir con los requerimientos del programa y dejar una huella profunda en los estudiantes en una responsabilidad que puede afectar a tu sistema emocional.

Ante esto la página “Manejo de un salón de clases inteligente” aconsejó 5 manejraz de tener una enseñanza más tranquila y con resultados eficaces.

Decidir.

Lo primero que tienes que hacer es decidir estar calmado desde antes de estar en el salón de clases. Antes de que comience la primera clase debes respirar profundamente, relajarte en tu silla y decidir que no importa que pasé, vas a estar calmado durante este día.

Esta técnica es utilizada por cientos de atletas profesionales y aunque parezca muy sencillo realmente funciona.

Ve más despacio.

El dar clases a un ritmo despacio podrás enseñar de manera más fácil y graciosa, conectando con tus estudiantes. El efecto que causará en tu mente al ir más lento es el dejar a un lado las distracciones y ser capaz de responder a los estudiantes

El dar clases de un lugar a otro con un ritmo rápido te atrapa en una rutina en la que se pierde el objetivo por el que estamos en clases y dejemos de disfrutar nuestra profesión.

Habla con calma.

Al dar instrucciones, proporcionar información y responder a sus estudiantes, vale la pena hablar con calma.  También alivia la energía nerviosa, ayuda a los estudiantes a centrarse en usted y su mensaje.

Respirar.

Es notable lo que algunas respiraciones largas y lentas pueden hacer. Casi inmediatamente, la presión arterial cae, tu expresión se suaviza, y la tensión drena de su cuerpo. Al tomar un par de respiraciones profundas cada hora, exhalarás la tensión de tu salón de clases.

El oxígeno proporciona energía vital y capacidad intelectual y cuando te das cuenta de tu respiración, no sólo calmarás tus propios nervios, también agudizarás tu destreza mental y alegrarás tu estado de ánimo.

Preparar.

Una de las formas en que te puedes calmar y dejar atrás el estrés es repasar por dos minutos los temas que vas a dar y visualizar tu día.

Esto ayudará a que puedas estar seguro en cada situación y te relajes al tener un mejor control de tu vida, la clase y la enseñanza. Visualice cómo continuará el día. Vea usted mismo respondiendo a sus estudiantes con equilibrio, dignidad y tranquilidad.

 

 

 

FB
TW
WA
Email
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Guanajuato