Seguridad, foco rojo para empresarios en Guanajuato

Seguridad, foco rojo para empresarios en Guanajuato

Casi todos los estados del país reprueban el indicador de desempeño de Coparmex
Redacción | UN1ÓN | 12/02/2018 06:09

A pesar de que Guanajuato se ubicó en el top 10 de los estados con mayor aprobación en su gestión de gobierno por el indicador #MarcajeAMiGobierno de la Confederación de Patrones de la República Mexicana (COPARMEX), los focos rojos se prenden en tres indicadores: seguridad, dinero prófugo y confianza empresarial.

De acuerdo con el estudio, 52.7 por ciento de las empresas alertan que ha sido víctimas de un delito, en una entidad que reporta el cuarto mayor crecimiento económico del país. Aunque hoy los empresarios no tienen confianza para invertir en México, apenas 49 por ciento externaron que podrían invertir en el estado.

Un indicador, no menos importantes, son los 241.3 millones de pesos que tiene el gobierno de Guanajuato por aclarar o regresar a la Auditoría Superior de la Federación.

Estados reprobados por la IP

#MarcajeAMiGobierno es un indicador que resume la satisfacción de los empresarios con el desempeño del gobierno estatal en turno, donde Yucatán y Querétaro aparecieron con 71.3 y 64.3 por ciento de las respuestas positivas.

La métrica determina el porcentaje de socios COPARMEX que piensan que su gobernador está cumpliendo con el trabajo por el cuál fue electo durante el último año.

Los resultados revelan que ocho estados aparecen un rango de 40 a 50% de respuestas positivas, entre los que se encuentran: Chihuahua; Guerrero; Guanajuato; Hidalgo; Sonora; Quintana Roo; Nayarit, y Campeche.

El indice que es capaz de identificar focos rojos en el desempeño de los gobiernos estatales, es un conjunto de 10 indicadores estatales que dan seguimiento a los temas como: gestión de gobierno, deuda pública, seguridad, empresas víctimas del delito; dinero del presupuesto pendiente de recuperar o aclarar, y empresas que han experimentado corrupción a la hora de hacer un trámite.

Loas otras cinco métricas son: empleo formales y con ingreso suficiente para cubrir la línea de bienestar; crecimiento de la actividad económica; confianza de los empresarios, y gasto de las empresas para el cumplimiento del marco regulatorio.