Lyn May, la reina del cine de ficheras

Lyn May, la reina del cine de ficheras

En sus inicios fue parte del ballet del programa Siempre en Domingo
Redacción | UN1ÓN | 11/08/2017 19:00

Bellas de Noche es una película dirigida por Miguel M. Delgado, filmada en 1975 y con la que oficialmente se inició el género de cine de ficheras en nuestro país a pesar de que un año antes Alberto Isaac filmó Tivoli.

 

El éxito de las películas de este género, se basó en que la hermana del presidente Luis Echeverría (1976-1982) Margarita, quien se desempeñaba como directora de Radio, Televisión y Cinematografía, favoreció la producción cinematográfica privada y, con ello, la proliferación de un género que aportaría mucho dinero y poca calidad a los filmes nacionales: el cine de ficheras.

 

Este cine basaba sus argumentos en las mujeres de la vida nocturna, las mujeres del cabaret, pero desde un contexto muy distinto, pues para ese momento, la censura cinematográfica se había relajado y el cine internacional se encontraba atrapado en medio de la revolución sexual.

 

A diferencia del Cine de Rumberas, el Cine de Ficheras se valió los desnudos explícitos para atraer público a sus taquillas. La diferencia radicó en la «libertad» para destapar el cuerpo femenino, que todavía treinta años antes se «resguardaba» en las plumas coloridas, las colas de cha-cha-chá y las mangas anchas.

 

En este contexto la actriz acapulqueña de origen chino Liliana Mendiola Mayanes, mejor conocida como Lyn May se convirtió en un ícono del género, quien a base de tenacidad y empeño, se convirtió en una estrella, tras su participación en la cinta Tívoli.

 

Por diferencias con Miguel M. Delgado, no participó en la cinta Bellas de Noche, pero participó en la segunda parte de esta cinta, que se estrenó en 1977.

 

Su nombre y apodo, se lo debe a Enrique Lombardini, propietario del Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, quien confiando en su tenacidad, la re-contrató luego de una primera etapa fallida en su espectáculo para darle una segunda oportunidad lanzándola como vedette y estrella de un número musical, bajo el nombre de Lyn May ‘La Diosa del Amor’.

 

En sus inicios fue parte del ballet del programa Siempre en Domingo, que encabezó por casi 28 años Raúl Velasco y tras su éxito como actriz, también incursionó en la música grabando 5 producciones en diferentes género, como modelo, protagonizando en los años 80 varias portadas en revistas para caballeros y hace un par de años, sorprendiendo como DJ.

 

Pages