Los tres juegos más divertidos para el recreo

Los tres juegos más divertidos para el recreo

El SNTE presenta en su blog MaestrosTV los tres juegos más divertidos que los maestros pueden enseñarle a los niños
Antonio Miranda | 11/01/2017 05:30

El maestro no termina su frase y los alumnos salen corriendo del salón, el motivo sonó  la campana para la hora del recreo. Esos minutos en que los estudiantes ven que le puso su mamá en lonchera o van directamente a la tiendita para comprar lo que sea.

Esa media hora en donde la mente de los niños se despeja de la clase y empiezan a imaginar diversos juegos para el recreo, su descanso.

Pues bien, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) presenta en su blog MaestrosTV los tres juegos más divertidos que los maestros pueden enseñarle a los niños.

Policías y ladrones

Este juego es una gran opción para el recreo y para las tardes libres, pues promueve el ejercicio físico, la habilidad y la comunicación en equipo.

Se practica fácilmente, ya que sólo necesitas formar dos equipos, en donde unos sean los policías y otros los ladrones, establecer un lugar como “base”, en donde los ladrones podrán estar sin ser capturados y otro que será la “cárcel”.

Cuando un ladrón sea capturado, no podrá salir hasta que un compañero (ladrón) lo toque. Los policías ganarán cuando consigan encerrar a todos los ladrones.

Stop

Quién no recuerdas ese juego. Aquí se reúnen entre cuatro y ocho jugadores, necesitan pintar con gis un círculo en el patio y otro más pequeño dentro.

Se divide como rebanadas de pastel y cada uno toma una parte, poniendo el nombre de un país, fruta o color dentro. Todos ponen un pie en su parte dibujada, mientras alguien comienza a decir: “Declaro la guerra en contra de mi peor enemigo que es…” Y dice el nombre que eligió alguno de sus compañeros.

Cuando dice el nombre todos corren lo más rápido y lejos posible, mientras que el dueño del nombre tiene que decir “stop” pisando en el centro del círculo. Entonces todos se detienen.

El jugador que sigue en el círculo debe elegir a otro de sus compañeros y tiene que adivinar a cuantos pasos se encuentra de distancia, si adivina, pierde su compañero, de lo contrario pierde él mismo. Cuando alguien pierde cinco veces seguidas se le pone un castigo que todos deciden.

Las escondidas

Este juego es un clásico. Para jugarlo es necesario reunir a más de tres amigos. Uno se voltea y comienza a contar el número que se haya establecido en un principio, en ese tiempo los demás deberán correr y esconderse.

Cuando termine de contar deberá gritar: “Listos o no, allá voy”, comenzar a buscarlos y cuando encuentre a uno, correr al lugar donde contó y decir “un, dos, tres por ‘Juanito'(sustituir el nombre por el de su compañero) que está detrás del árbol (sustituir por el lugar donde lo encontró)”, por decir algo.

Si alguien se escondió y no lo han encontrado puede correr al lugar donde contó la persona y decir “un, dos, tres por mí y por todos mis amigos. Entonces la persona que contó deberá hacerlo nuevamente, hasta que encuentre a todos los participantes.

¿Recuerdas haber jugado uno de estos juegos en la primaria?

Con información de SNTE 

 

 

Pages