24 de Julio del 2014
Cultura

Las tétricas imágenes de Romualdo García, el fotógrafo de la muerte

El Instituto Estatal de Cultura llevará a León, para el Festival de la Muerte, la exposición “Angelitos” en la cual se muestra parte de su trabajo

La muerte fue su fiel compañera, ella era su modelo y él su fotógrafo particular; tenían una estrecha relación y el sueño eterno de los guanajuatenses era el pretexto para su encuentro.

Se trata de Romualdo García, el “fotógrafo de la muerte”, que con su cámara captó el rostro de los muertos de finales del siglo XIX y principios del siglo XX en la ciudad de Guanajuato.

La fotografía post mortem era una tradición de la clase baja de aquellos años, con la intención de conservar un recuerdo de los seres queridos y Romualdo García se encargaba de captar y enmarcar los cuerpos inertes como antesala del último adiós.

La gente humilde llegaba al estudio de la calle Cantarranas #84 con su muertito y la intención de que Romualdo lo fotografiara.

Su especialidad, los angelitos, niños muertos que eran retratados vestidos de santos, en brazos de sus familiares: madre, padrinos o junto a sus hermanos. Este tipo de fotografía se convirtió en parte de las costumbres de los habitantes del centro del país.

Actualmente, el acervo fotográfico de más de 150 fotografías de muertos tomadas por este artista, se conserva como una de las colecciones más importantes del país, por su calidad, composición, técnica y temática.

Precisamente, en el marco del Festival de la Muerte, algunas de estas piezas saldrán de la bóveda de la Alhóndiga de Granaditas para ser expuestas en la Galería Eloísa Jiménez de León a partir del 24 de octubre y hasta el 1 de diciembre.

La exposición llevará por nombre “Angelitos” y mostrará 25 imágenes de niños pequeños ataviados con ropajes mortuorios de la época.

Con información de Alternativas Revista Cultural

 
Comparte

relevante

Facebook Comments Box